iQuest

¿Dónde fracasan las entrevistas tradicionales?

¿Realmente funciona la entrevista tradicional?

Se define como entrevista tradicional en el ámbito laboral a: una reunión que sostiene
la parte reclutadora con el aspirante a una vacante para el intercambio de información
interesado/oferta
.
Las entrevistas tradicionales son usualmente estandarizadas en cuanto a preguntas e interacciones se refiere
y se limita principalmente, a conocer aspectos básicos de la personalidad e intereses del aspirante por parte del reclutador.
Y adicionalmente, cotejar la experiencia laboral que el aspirante indica en su cv con lo que realmente
domina por medio de preguntas y planteamientos pre definidos para el puesto.

Uno de los principales problemas en los procesos de reclutamiento actuales, es:
El modelo de entrevista, que sigue siendo el predominante en el mercado laboral.

Las entrevistas tradicionales

La entrevista tradicional está enfocada para efectos de evaluación, en la verificación
de los datos duros del aspirante (escolaridad, edad, áreas y tiempo de experiencia, etc.),
empaten con el perfil estipulado para la vacante a la cual aplicó, dejando por fuera factores como:
soft skills, competencias, actitudes, aptitudes y otras características. Actualmente, en un ámbito laboral
cada vez más competitivo, donde el valor práctico y resultados comprobables son más necesarios que la preparación académica o las credenciales (referencias), el continuar proceso de reclutamiento y selección de personal, están arrojando las siguientes estadísticas:

Estas cifras reflejan desafortunadamente, los altos índices de rotación, clima laboral inestable
y baja productividad como factor común en las organizaciones.
Hoy más que nunca, el proceso de reclutamiento y selección debe de reinventarse y volverse creativo,
sin desprenderse desde luego, de su carácter profesional
, metodología certificada y relevancia en las empresas.
Es aquí donde las entrevistas por competencias como anexas a las tradicionales, deben de tomar un papel predominante en el proceso, ya que son este tipo de entrevistas las que arrojan una mayor certeza de compatibilidad candidato/puesto.

Métodos alternos efectivos

Si bien hay metodologías viables para la entrevista por competencias (ej. STAR), al usar el término «creativo»,
nos referimos a que primero, los reclutadores deben empaparse tanto de la cultura y giro de la organización
de la cual llevan el proceso de reclutamiento
, como de las necesidades intrínsecas del puesto.
Una vez definidos estos factores, hay que estructurar al tipo de persona adecuado para cubrir la posición.
Y ante las deficiencias que las entrevistas tradicionales arrojan por falta de actualización, es aquí donde la creatividad del reclutador en conjunto con las herramientas metodológicas con las que cuente, son de vital importancia para el éxito en el proceso.

Leímos un caso en dónde un reclutador por demás creativo, citaba a sus entrevistados en un restaurante.
El entrevistador se presentaba 1 hora antes y llegaba un arreglo con el mesero para que, cuando el aspirante ordenara una bebida o platillo, el mesero le llevara de manera deliberada, una orden equivocada al aspirante.

De esta forma, el entrevistador evaluaba competencias en los aspirantes tales como tolerancia al estrés,
manejo de conflictos, solución de problemas, inteligencia emocional, entre otras. De una manera creativa,
cada reclutador aprovechaba sus herramientas y alrededores disponibles, para agudizar el filtro y garantizar
el éxito en su proceso de selección.

Nosotros en la agencia, llamamos a este concepto «Reclutar fuera de caja» y aunque no siempre es posible o se cuenta con el tiempo para realizarlo, algunas de las posiciones que trabajamos son muy especializadas
y requieren filtros extras de esta índole, para dar con el candidato ideal que las empresas que nos confían sus procesos de reclutamiento, necesitan.

Deja un comentario