iQuest

¿PORQUÉ NO ASCIENDO EN MI TRABAJO? [ NO APTO PARA COLABORADORES SENSIBLES ].

 

PRINCIPALES PROBLEMAS CON LOS ASCENSOS LABORALES.

Percepciones negativas del rol e importancia individuales en una empresa, son peligrosamente, cada vez más comunes y comienzan los problemas con los ascensos laborales.

Y aunque en muchos casos existen situaciones de desigualdad o malas prácticas que fomentan este escenario, existe un porcentaje que asume como válidos conceptos equivocados del por qué no se les toma en cuenta en la organización.

Pensamientos como el por qué no reciben incrementos de salario o jerarquía, por qué no se les toma en cuenta en proyectos, nombramientos o proyectos especiales son de alguna manera, usados para victimizarse en la organización, partiendo desde el asumir que, se está trabajando correcta e incluso, extraordinariamente, aunque no sea así.

Este escenario es común en los diagnósticos que realizamos con frecuencia para nuestros clientes en la agencia. A continuación, vamos a ennumerar los puntos que tenemos detectados como más frecuentes de conceptos equivocados en lo que se refiere al rendimiento individual.

En la mayoría de estas situaciones, el solo hecho de tomar conciencia de estos puntos, le permiten al colaborador, «poner los pies en la tierra» al darse cuenta de que su auto percepción no es como la pensaba.


  1. «presencialismo o el arte de valorarme por hora/nalga».

Si frecuentemente has usado el planteamiento de que «te quedas después de tu hora de entrada» y por lo tanto, mereces que te condonen retardos, inasistencias o incluso, te celebren o asciendan, te estás equivocando. Más si esas salidas pasada la hora son totalmente voluntarias e incluso innecesarias.

Esta «disponibilidad» no es sinónimo de compromiso sino de desorganización y también en ocasiones, una manera de «curarse en salud» por parte de colaboradores que se saben con problemas de incidencias en el horario. Lo sentimos pero, en este caso, el presencialismo no puede ser usado como excusa y mucho menos, como parámetro para progresar en una organización.


  1. «Hago lo que me toca, merezco reconocimiento».

 Cumplir con tu horario, realizar las funciones de tu puesto tal como se estipula, asistir, llegar al objetivo, no son acciones extraordinarias que requieran aplauso o premio.

Son las condiciones de tu contrato y el cumplirlas te hace acreedor a una percepción económica que tú aceptaste al momento de firmar. Esperar o exigir un plus de la organización para contigo por las funciones por default que conllevan tu puesto y por las cuales recibes el pago en los tiempos acordados, carece de lógica. Si quieres un plus de tu organización, antes que demandarlo, intenta proporcionarlo tú primero.


  1. «He enviado muchas propuestas en mi trabajo, pero no las aprueban. Mejor ya no propongo».

 

Tendremos que ser brutalmente honestos en este punto. Si no te han aprobado propuestas tales como estrellitas en los lockers del personal, el color que tanto te gusta para pintar la oficina u otras iniciativas de esta índole, no estas siendo desvalorado.

Estás siendo ignorado en el mejor de los casos y con justa razón. Las iniciativas laborales de los colaboradores deben de mejorar áreas de oportunidad de su puesto, departamento u organización. En resumen, deben SER UTILES A LA EMPRESA. Deben de ir fundamentadas a detalle e incluso de esta forma, pueden que pasen meses o años antes de ser aprobadas.

La paciencia y la calidad son virtudes indispensables a la hora de propooner iniciativas, pero si lo que vas a proponer está más orientado a gustos o necesiades propias por sobre las áreas de oportunidad REALES de la empresa, no esperes que te tomen en serio.


  1. «En la empresa no dan las suficientes oportunidades (mientras tanto ignoro las que me presentan)».

 

Paradójicamente, los colaboradores que con mayor frecuencia se quejan de la carencia de oportunidades en una organización, son los que más se niegan cuando un plus para la empresa es requerido (puede ser en tiempo, trabajo extraordinario, presencia fuera de oficina, proyecto especial, etc.).

Muchas empresas tienen la política de pedir pluses estratégicos a sus colaboradores en general, porque usualmente, aquellos que REALMENTE quieren la oportunidad de crecer, se apresuran a tomarlas y desarrollarlas. Los colaboradores sin la intención real de aprovechar estas vertientes, suelen ignorarlas o negarse abiertamente a tomarlas, quejándose de no ser tomados en cuenta al instante siguiente.

Es obvio que la trayectoria de algunos colaboradores en una organización pueda ser temporal de común acuerdo y en estos casos, el colaborador pueda ceder estas oportunidades a quien sí esté interesado en aprovecharlas. Pero rechazarlas y posteriormente quejarse de la ausencia de las mismas, nos desacredita en automático.


  1. «Toda la empresa tiene que soportar mi pésimo trato, porque soy bueno en el trabajo.»

 

Es sensacional que no solo cumplas cabalmente tus funciones y horarios, sino que tengas además disponibilidad, compromiso, iniciativa, capacidad y eficiencia.

Pero no importa cuantos videos o programas de TV hayas visto en los cuales un tipo mete la cabeza en las fauces de una fiera, permanece así unos minutos y luego se retira sonriendo. Ir por tu empresa asumiendo que puedes ser todo lo descortés e hiriente posible (incluso con los jefes) porque eres excelente a nivel rendimiento, es el equivalente a meter tu cabeza en las fauces de una fiera, pero con la diferencia de que tú no vas retirarla a tiempo y tarde o temprano, alguien te va a morder y tu cabeza laboral va a rodar.

No se trata de ser displicente o hipócrita, se trata de conservar la cortesía y humildad para con tus compañeros, sin importar el rendimiento o jerarquía, propia y ajena. Nunca se debe de perder de vista que por más bueno que seas, perteneces a un grupo, a un equipo y el éxito es colectivo.

Ir por tu vida laboral desafiante y provocador de manera innecesaria, lejos de ayudarte a progresar, solo te cerrará puertas.

Si no te identificas con ninguno de estos puntos, FELICIDADES. Tu ascenso, mejoras y desarrollo se están cocinando, si no es que estan a la vuelta de la esquina.

Si te identificas con uno o más puntos, te invitamos a un auto análisis y cambio de actitud, por tu propio bienestar. ¿Conoces a alguien en quien identificas estos puntos? Compártele este artículo.

Deja un comentario